Image by Jason Leung

DEPORTES CREADOS POR YMCA

JAMES NAISMITH:

CREADOR DEL BASKETBALL

James Naismith nació  el 6 de noviembre de 1861 en la ciudad de Almonte, Ontario; un pequeño pueblo a pocos kilómetros de la ciudad capital de Ottawa en Canadá quedándose huérfano de padre y su madre a sus ocho años de edad por cual tuvo que mudarse con un un tío.

 

Decía sobre su futuro que “la única verdadera satisfacción que se derivaría de la vida era ayudar a mis semejantes.” En 1883 salió de Almonte para la Universidad McGill, donde obtuvo un grado en teología, siendo a la vez influenciado por DA Budge, Secretario General de la YMCA de Montreal, para seguir la carrera de dirigente en la YMCA y estudiar en la Escuela Internacional de Formación de la YMCA de Massachusetts (que más adelante pasaría a ser llamada Springfield College).

 

Naismith asistió como estudiante en 1890 y fue invitado a unirse a la facultad en 1891 por el Dr. Luther Halsey Gulick, director del departamento de educación física. Durante un seminario de psicología, Gulick desafió a su clase a inventar un nuevo juego. Gulick se encontraba desesperadamente buscando una actividad interior interesante, fácil de aprender y de jugar dentro de casa en el invierno. Dicha actividad era necesaria tanto para la Escuela de Formación y las YMCAs en todo el país.

 

Naismith entonces, creía que una manera de enfrentar ese desafío podría conseguirse combinando juegos conocidos.

 

Al mismo tiempo, el Dr. Gulick asignó  a Naismith una clase particular, conformada por participantes completamente desinteresados en todo lo referido a los ejercicios de rutina, marcha y la gimnasia de masas que formaban parte de su sesión diaria obligatoria dentro de la carrera de educación física. Tres instructores no habían podido lograr el cometido de despertar el entusiasmo de este grupo de jóvenes.

 

“Cuando él me había asignado la clase de los incorregibles”, escribe Naismith en su propia versión de la invención del juego de baloncesto”, sentí que estaba siendo impuesto, pero cuando me dijo que hiciera lo que todos los directores de los país no había podido lograr, sentí que era el colmo”.

 

Naismith tuvo problemas con la clase de jóvenes. Hizo intentos de modificar el fútbol sin buenos resultados. Probó con Lacrosse, un juego que había aprendido en Almonte, pero tampoco tuvo éxito. Los principiantes fueron heridos y los expertos estaban disgustados.

 

Naismith entonces empezó un estudio metódico de los elementos de los juegos de equipo existentes, valorando una serie de detalles para moldear un nuevo juego. La primera generalidad encontrada fue que todos utilizaban una pelota, por lo tanto, cualquier nuevo juego debería tener una bola,  buscando un juego masivo y de fácil aprendizaje.

 

Luego de pensar y pensar, llegó a la conclusión de que un juego debe tener algún tipo de objetivos, pero eliminó los utilizados en el fútbol, Lacrosse y el Hockey.

 

Inspirado en un juego de su niñez llamado “Pato en la Roca”, pensó en un objetivo horizontal en lugar de vertical, donde los jugadores se vean obligados a tirar la bola en un arco. Imaginó colocar una caja en cada extremo del piso, y cada vez que el balón entrara en la caja podría considerarse como una meta cumplida.

 

Sin embargo, pensaba que  si nueve hombres formaran una defensa en torno a la meta, sería imposible que la pelota para entrar en ella, a menos que ésta se encuentre por encima de las cabezas de los jugadores.

 

Asimismo decidió por la confrontación entre dos jugadores como una forma de iniciar el juego después de considerar varias alternativas.

 

Naismith estaba listo para probar el nuevo juego con la clase y, establecidos en un libro de notas, tenía el primer conjunto de trece normas en menos de una hora.


Le pidió al superintendente del edificio busque de dos cajas de unos cincuenta centímetros cuadrados más al no encontrar cajas, le hizo entrega de dos cestas de melocotón que Naismith clavó en cada extremo del gimnasio, publicado a la vez las normas sobre una pizarra de anuncios. Finalizado esto se quedó a la espera de su clase de “incorregibles”.


Había dieciocho hombres en la clase y Naismith les prometió que si el juego no funcionaba, no experimentaría más con ellos. Presentó las normas, dividió al grupo en dos equipos de nueve jugadores cada uno y lanzó el primer baloncesto de la historia el 21 de diciembre  de 1891.Naismith recuerda: “El primer miembro de la clase en llegar fue Frank Mahan. Me miró por un instante, y luego miró hacia el otro extremo del gimnasio. Tal vez yo estaba nervioso, porque su grito sonó como una sentencia de muerte: “¡Bah! otro juego nuevo! “

 

El primer equipo de baloncesto compuesto por nueve jugadores y su entrenador, en ell Springfield College Gymnasium en 1891. Segunda fila: John G. Thompson, New Glasgow, NS; Eugene S. Libby, Redlands, Cal.; Edwin P. Ruggles, Milton, Massachusetts, William R. Chase, New Bedford, Massachusetts, T. Duncan Patton, Montreal, , Que. Centro: Frank Mahan, Memphis, Tennessee, James Naismith, Almonte, Ontario. Primera fila: F. G. Macdonald, Pictou, N.S.; Wm. H. Davis, Holyoke, Massachusetts; Lyman W. Archibald, Truro, NS.

 

Las trece primeras normas que elaboró Naismith fueron:

 

1. El balón puede ser lanzado en cualquier dirección con una o ambas manos.

 

2. El balón puede ser golpeado en cualquier dirección con una o ambas manos, pero nunca con el puño.

 

3. Un jugador no puede correr con el balón. El jugador debe lanzarlo desde el lugar donde lo toma.

 

4. El balón debe ser sujetado con o entre las manos. Los brazos o el cuerpo no pueden usarse para sujetarlo.

 

5. No se permite cargar con el hombro, agarrar, empujar, golpear o zancadillear a un oponente. La primera infracción a esta norma por cualquier persona contará como una falta, la segunda lo descalificará hasta que se consiga una canasta, o, si hay una evidente intención de causar una lesión, durante el resto del partido. No se permitirá la sustitución del infractor.

 

6. Se considerará falta golpear el balón con el puño, las violaciones de las reglas 3 y 4, y lo descrito en la regla 5.

 

7. Si un equipo hace tres faltas consecutivas (sin que el oponente haya hecho ninguna en ese intervalo), se contará un punto para sus contrarios.

 

8. Los puntos se conseguirán cuando el balón es lanzado o golpeado desde la pista, cae dentro de la canasta y se queda allí. Si el balón se queda en el borde y un contrario mueve la cesta, contará como un punto.

 

9. Cuando el balón sale fuera de banda, será lanzado dentro del campo y jugado por la primera persona en tocarlo. En caso de duda, el árbitro lanzará el balón en línea recta hacia el campo. El que saca dispone de cinco segundos. Si tarda más, el balón pasa al oponente.

 

10. El árbitro auxiliar, “umpire”, sancionará a los jugadores y anotará las faltas, avisará además al “referee”(árbitro principal, véase siguiente punto) cuando un equipo cometa tres faltas consecutivas. Tendrá poder para descalificar a los jugadores conforme a la regla 5.

 

11. El árbitro principal, “referee”, juzgará el balón y decidirá cuándo está en juego, dentro del campo o fuera, a quién pertenece, y llevará el tiempo. Decidirá cuándo se consigue un punto, llevará el marcador y cualquier otra tarea propia de un árbitro.

 

12. El tiempo será de dos mitades de 15 minutos con un descanso de 5 minutos entre ambas.

 

13. El equipo que consiga más puntos será el ganador.


 

El juego fue un éxito desde el primer lanzamiento en marcha adelante y se corrió la voz de que la clase Naismith estaba divertida. A los pocos días la clase atrajo a mucha gente.

 

Los profesores de una escuela cercana de niñas vieron el partido y se lo llevaron con ellos para organizar el equipo de las primeras mujeres de baloncesto. Frank Mahan sugirió que el juego tenga un nombre, y junto a Naismith lo denominaron “baloncesto”.

 

En aquellos primeros días del juego, se le presentó como “un juego mucho más estruendoso acompañado de gritos”.

 

“Cuando el primer juego terminó”, dice Naismith, “sentí que podía ir donde KR. Gulick y decirle que había cumplido las dos tareas aparentemente imposibles que me había asignado, dado el bajo interés de la clase en el ejercicio físico y en inventar un nuevo juego.”

 

Naismith siguió controlando el desarrollo del juego y sus reglas por cinco años. Dejó Springfield mudándose a la ciudad de Denver para convertirse en el director de educación física para YMCA en esa ciudad y para estudiar un doctorado en medicina.

 

En su graduación, la Universidad de Kansas, estaba buscando un entrenador de atletismo y un director de la capilla. Él, perfectamente preparado para el puesto, se auto-recomendó a la Universidad como “inventor del baloncesto, médico, ministro presbiteriano, abstemio, atleta, no fumador, y propietario de un vocabulario sin malas palabras”.

 

El Dr. Naismith y su esposa lograron asistir a los Juegos Olímpicos de 1936, cuando el baloncesto se convirtió en uno de los deportes olímpicos.

 

Falleció el año 1939 a los 78 años de edad.

DEPORTES INVENTADOS POR YMCA

BASKETBALL

En 1891, por James Naismith

YMCA Training School Springfield, Massachusetts, USA

VOLEYBALL

EN 1895 por William G. Morgan YMCA Holihoke,

Massachussets, USA

FUTSAL

En 1930, por Juan Carlos Ceriani, YMCA Montevideo

Uruguay

RACQUETBALL

En 1950 por Joseph Sobek 

YMCA Greenwich

Connecticut, USA

SOBRE NOSOTROS

YMCA es una organización global sin fines de lucro fundada en 1844 que atiende a 58 millones de personas en 119 países.

 

En América Latina y el Caribe, sostenemos una extensa red de centros comunitarios, deportivos, recreativos y al aire libre, en 24 países; enfocados en la promoción de comunidades justas, equitativas y sostenibles.

COBERTURA

  • YouTube
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram

© YMCA 2020-2022